Pablo Corbellas Aparicio (l’Olleria 1977-2004) fue profesor de Educación Física de nuestro Centro durante cinco años. Profesor vital, alentador, profundamente amistoso y admirable, Pablo transmitía en el quehacer cotidiano el aprecio por una profesión vocacional. El interés porque el alumnado aprendiera iba más allá de la faceta educativa y junto a sus ensenyances en el área de educación física, Pablo irradiaba aprecio por las cosas más sencillas que nos ofrece la vida. Amante de la bella literatura, descubridor de los detalles escondidos de la natura, conocedor de los encantos de la vida y andando insaciable del mundo, Pablo era mucho más que un maestro, era un ejemplo a seguir en si mismo. Con su actitud transmitía al alumnado valores indispensables para crecer como personas, donde la voluntad y el esfuerzo permitían superar cualquier obstáculo, donde la amistad era símbolo de ayuda, donde el sentimiento y el aprecio conseguían romper barreras y donde la imaginación y el conocimiento conseguían que aquello imposible, fuera un sueño que permitiera vivir, aunque fuera por un momento, una realidad.

Colaborador y cooperativo, enseñaba sus alumnos, que trabajando en equipo y enlazante fuerzas, se conseguían las metas. Animaba con su curiosidad a interesarse para aprender y conseguía con su ejemplo, que el alumnado quisiera aprender para mejorar como persona y académicamente.

Un profesor y una persona únicas, que con sus calidades personales y profesionales, vive a nuestras vidas, y se presente en nuestro Centro.
En 2014, la familia de Pablo Corbellas Aparacio, conocedora del aprecio que tiene el CC La Milagrosa por su persona, ofrece de forma altruista dos Reconocimientos para el alumnado de nuestro Centro. Para poder optar a estos Reconocimientos, valorados en 300 euros para Primaria y 400 para Secundaria.

Hay que señalar que el Reconocimiento tiene una finalidad integradora y que intenta reconocer un conjunto de valores deportivos, personales y académicos del alumnado que son los siguientes:

  1. El deporte ha sido considerado tradicionalmente un medio apropiado para conseguir valores de desarrollo físico, mental, emocional y social. Además, el deporte con ayuda del esfuerzo permite conseguir hábitos saludables, voluntad de superación y aportar valores inclusivos.
  2. Los valores personales son fundamentales para poder crecer como personas, valorar el entorno y la sociedad en la que vivimos. Calidades como la amistad, la voluntad, la fortaleza, la cooperación, la solidaridad, el aprecio, la curiosidad, el respeto, reconocer la diversidad, la sencillez, la autoestima, la sensibilidad y el esfuerzo, hacen que las personas seamos empáticas con nuestro entorno y nos preocupamos para mejorarlo, aportando así parte de nuestra vida a enriquecer la vida de los otros.
  3. Finalmente, la obtención de buenos resultados académicos, tiene que estar combinada con el valores deportivos y personales.

Las bases del Reconocimiento Pablo Corbellas están en este documento.

Alumnes guardonats amb el Reconeixement Pablo Corbellas Aparicio